lunes, 25 de marzo de 2013

Adaptarse o sufrir

Del asfalto al monte

En ocasiones resulta complicado definir un estado de animo o una situación y así sin más, lees algo y te sientes reflejado. Así fue como leyendo cosas por la red he visto esta definición y me ha gustado.
Adaptación al ambiente.- Es el proceso por el cual el organismo se va haciendo capaz de sobrevivir en determinadas condiciones ambientales.

Tras muchos kilómetros por asfalto, ahora hay que adaptar las piernas y también la forma de correr, al nuevo entorno y cual Camaleón intentaré mimetizarme con el que va a ser mi nuevo ambiente, el monte.

Camaleón camuflado
Si en el asfalto se busca un ritmo, que se intenta mantener constante durante toda la carrera, cuando corres por la montaña esto no tiene mucho sentido, ya que tan pronto estas  ascendiendo por una senda con un 20% de inclinación como  te lanzas en un vertiginoso descenso entre matorrales o te paras para comer o cruzar un río.
Lo del mimetismo era puramente literario y como la cuestión de imagen no me importa mucho, me voy a centrar en las características físicas para afrontar el nuevo reto.
Y en lo físico espero no parecerme en nada al Camaleón. Mas bien espero ser un Sarrio y poder recorrer los senderos de montaña con la gracia que les caracteriza.

Para intentar adaptarme a lo que me espera, voy a introducir cambios en mi entrenamiento.
  • Mayor desnivel: Intentaré incluir mas desnivel en todas mis sesiones de entrenamiento. Esto va a suponer buscar zonas de entreno diferentes, veremos como lo compagino con la vida familiar, me temo que sé la solución: madrugar más.
  • No solo piernas: Después del Maratón del Aneto del año pasado, aprendí que subiendo no sólo sufren las piernas, sino que también lo hacen los riñones, así que planifico un día a la semana para fortalecer todo el conjunto del tronco, abdomen, lumbares, dorsales y también brazos.
  • Agilidad: Después de tanto asfalto, cuando vas por el monte,  vas lanzado y de repente te encuentras una roca que intentas esquivar, ahí estás tú, mas rígido que una tabla de planchar intentando no salirte del camino... En una carrera de montaña, son muchos los obstáculos que te puedes encontrar. Para intentar mejorar, incluyo un día a la semana técnica especifica para bajar por senderos. Aprovecharé este día para hacer cuestas e ir perfilando tanto potencia al subir como técnica al bajar.
  • Tiempo, no distancia: Si en un Maratón de asfalto se emplean algo más de 2h, más de 3h en mi caso, en uno de montaña esto se dispara y se duplica. Para intentar adaptar el cuerpo, las tiradas largas van a ser eso, precisamente largas, muy largas. Voy a tener que madrugar mucho, jejeje, si quiero que me sigan queriendo en casa. 
Son doce las semanas que quedan. Poco a poco os iré contando mi adaptación.

Veremos si entonces puedo desenvolverme con soltura por los senderos de la sierra de Guadarrama.


Vista de Bola del Mundo desde 7 picos


18 comentarios:

  1. Bonita y camaleonica entrada... Suerte en la adaptación del entrenamiento. saludos

    ResponderEliminar
  2. Primero felicitarte por la gran maratón que hiciste en Sevilla. la pena el infortunio del isquio, para tienes revancha y seguro que el año que viene y en la misma plaza podrás bajar seguro.Ahora voy a mirar en mi picasa, juraría que te eché una foto en el parque del alamillo, yo era el loco que estaba animando al final del mismo, casi en la entrada del parking de las instalaciones del parque.
    Ahora a disfrutar en el monte, como dices hay que cambiar todos los hábitos del asfalto. Muy importante que hagas dos sesiones de gym a la semana. Puedes hacer pesas y gimnasia, si quieres te mando una tabla de esta muy buena.
    Salu2 desde matraquilandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,
      Pues en el Alamillo estaba yo como para ver a nadie...

      Eliminar
  3. Qué suerte esto de tener el monte tan cerca. Yo creo que me voy a quedar relegada al asfalto aún un buen tiempo.

    Como tú bien dices, la solución a la ecuación de correr + familia = madrugar. Con lo que cuesta... pero el resultado vale la pena. Es genial poder compaginarlo todo. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gemma, siempre se puede abusar de los fines de semana para tirar al monte, arrastrando a toda la familia.

      Eliminar
  4. Yo ya tengo ganas de que pase el Maratón de Madrid y tirar para el monte porque la llamada ya es insistente.
    Fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno disfruta de Madrid y en mayo buscamos un trail, ¿te parece?

      Eliminar
  5. Sabias reflexiones que comparto contigo compañero, para trotar por el monte con un minimo de garantías, hay que llevarlas a cabo.

    En efecto si preparas carreras por el monte, hay que entrenar cuestas y desniveles, en mi caso y como no puedo ir a la montaña todos los días, aprovecho todas las escaleras, nada de ascensores, que aunque parezca una tontería también suma, hacer gradas, o directamente como te comento subir escaleras, además bajarlas de manera rápida también ayuda mucho a nivel concentración y simula las vertiginosas bajadas que después haremos.

    Lo de fortalecer la zona lumbar ni lo dudes, yo por no hacerlo estoy ahora j... fastidiado ;-)

    y por último lo de correr olvidando la distancia y centrándose en el tiempo, cuando venimos del asfalto cuesta pero a los pocos días nos olvidamos del gps, además se disfruta mucho mas,
    espero coincidir alguna vez por esa sierra de Guadarrama

    saludos compi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los consejos, tomo nota. Subiré andando a la ofi, el entrenamiento invisible del que hablan por ahí

      Eliminar
  6. Pues ahora que esta hecha esa planificacion.. a gastar zapatillas toca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, las de estos Reyes Magos, que son para el monte jeje

      Eliminar
  7. Muy buenas,

    Correr por montaña es completamente diferente a correr por carretera. Yo ya he realizado previamente el proceso de adaptación al nuevo entorno ne el que tú estas inmerso actualmente y te diré que una vez que te "pica" el veneno de la montaña, se hace más complicado volver a encontrar la motivación necesaria para competir en carretera, pero evidentemente es una mera cuestión de gustos.

    Te agrego a mi lista de blogs favoritos y con tu permiso me quedo por aquí para seguir tus evoluciones.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, en eso estoy, ahora que empiezo la temporada de monte me cuesta ir a las carreras de asfalto.
      Encantado de tenerte por aquí

      Eliminar
  8. Suerte con la adaptación. Esto es algo que yo veo de lejos pero no puedo evitar mirar con envidia sana.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. suerte en tu adaptacion, eres un tio duro y tienes una progresion muy buena.
    yo a la montaña le tengo demasiado respeto y los tobillos los tengo muy flojillos así que yo seguiré con el asfalto.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya coincidiremos en alguna, o por lo menos me fijare en los que llevo delante que seguro que te veo.

      Eliminar